9.9.13

Por Judith Gerbaldo







LOPEZ/ 7 años de Indignación



Mirta se asusta del miedo al miedo, y sonríe de la mano con cada represor sentado a su mesa;
Mientras Sonia  sigue buscando a su nieto cada día de su vida;
Vas a La Perla y sabés/sentís/estremecés  porque allí estuvieron, te lo recuerda  esa energía vibrante en el sopor de las siestas y la envolvente brisa que remueve los pastizales;
Te acercás, como sea, hablando/entrevistando/leyendo o simplemente mirando, a las historias construídas de fragmentos, de ausencias – flashes- sensaciones- recuerdos del futuro, de quienes recuperaron su identidad, y entendés.  Entendés porqué.  Mientras tanto, “en un luminoso departamento del barrio de Belgrano” y sin ningún atisbo de vergüenza, Graciela le dice al Ámbito.com  “Fue agresivo bajar el cuadro de Videla”.
Todo vale.
Caminás por la peatonal  con el olor bosta que brota desde los rincones y te rebota en la cara, mientras la gente come helado o juguito congelado, porque hace mucho calor. Andando un poquito más allá, descubrís que la Artigas al 100 es la cloaca más reciente de la ciudad sojera sin capacidad de reacción al inodoro que abre sus fauces y aprisiona.
Que se cumplan 7 años de la segunda desaparición de Lopez es una anécdota en la basura de la desmemoria.  Al final de cuentas, son tan variadas las cosas que nos pueden escandalizar.





No hay comentarios: