21.2.10

Zepol por Ceferino Lisboa

Pensar lo imposible
Yo creo en algunas cosas. En la riqueza de la memoria traducida en testimonio y no tanto en lo que el poema dice sino en lo que el lector descubre y agrega: esa cuota de realidad que estimula al texto y hace posible la conversación. 
El poema espera el encuentro, nosotros lo exigimos. 

 

***(Tele-vidente)

Las aproximaciones
los puntos fijos
desde donde observar
ya no son posibles
ni en el dolor 

y a esta aceleración de los hechos
pure de noticias 

la verdad y el desencuentro:
los caminos transitados. 

 
*** (Razones en fuga)
 

Tener tanto para decir
y estos escrúpulos
-crianza, establecimientos, revelaciones-
que no dejan de situar
a la materia
como una amenaza
al día como una posibilidad
que fortalece el discurso.

Hacer de lo cierto
una necesidad:
otra rareza.
Una linea
que marca un límite
y un horizonte.
 
 

Hasta siempre

Has considerado el abandono
las resacas
las conversaciones casuales
el tren de la victoria

y dado que las oportunidades
han superado a las expectativas

no caes
en el error involuntario
los esquemas establecidos.

No hay comentarios: