16.9.09

Zepol por Maximiliano Delupi

Quizás solo la palabra depende te haga ver las cosas con otra utilidad.
El concepto de útil bastardeado por miles nos devuelve hoy la misma pregunta de siempre, esa que no nos animamos a hacer porque no estamos comprometidos con nada.
Los noticieros saben que deben en la “tanda” vender jabón en polvo y por ello salen a vender sus noticias como carne deberá vender el carnicero. ¿Tiene algo de malo eso? Sí, si tiene algo de malo, porque cada día que no te preguntas ¿Dónde esta Julio López? es un día que pasa con tu condenatoria vida hacia la desigualdad, hacia la posibilidad de que nos olvidemos algún día que un hecho como la desaparición de Julio debería paralizarnos en nuestras actividades cotidianas para ocuparnos nada más que de eso. Sin embargo la vida sigue, la gente olvida y en algunos años, cabezas, López y Santillán se van a escribir con minúsculas, porque cuando podías hacer algo no lo hiciste, porque cuando podías hacer algo no sabias que hacer, porque cuando pudiste hacer algo preferiste no hacer nada.
No quiero vivir en un país que se olvida de Julio López, no quiero vivir en un país en donde los que cuentan la historia de este lado me sigan diciendo que los desaparecidos no estaban en nada. Construían el socialismo, por eso mataron esta gente, por eso no esta Julio y por eso lo del “campo” nunca es tan importante como para salir con una cacerola sino sos culo de salir por Julio.
Maximiliano Delupi

No hay comentarios: